Responsabilidad del Rébsamen corresponde a delegación: Granados

Gobierno Federal

otto1200.jpg

Político MX

Mié 28 Marzo 2018 03:00

Otto Granados asumió como Secretario de Educación el 6 de diciembre de 2017, después de que su antecesor, Aurelio Nuño, se sumara a la campaña presidencial de José Antonio Meade. En entrevista con Político.mx, abordó el reto de la reconstrucción, el estado de la reforma y llamó a los candidatos a detallar su proyecto educativo para México.

¿Cuál fue el principal desafío en la reconstrucción de las escuelas?

El primero de ellos fue hacer un buen diagnóstico, un censo de cuáles son las escuelas con problemas. Las agrupamos en tres categorías: las de daño grave, que hay que reconstruir por completo; las que tienen daños moderados o severos que requieren una intervención mayor, y las de daños menores, a las que les hemos dispersado recursos según sus necesidades.

Otro desafío fue que tenemos distintas fuentes de financiamiento para la reconstrucción. Tenemos cuatro fuentes para atender este trabajo. Esto, desafortunadamente, toma su tiempo por los procesos burocráticos, que retrasa la entrega de recursos.

¿Cómo va el avance?

Traemos un avance más o menos promediado del 80%. Esperamos llegar al inicio del ciclo escolar 2018-2019, en los últimos días de agosto, en las mejores condiciones. Hemos hecho un gran trabajo para tener la información debidamente verificada, ya que la SEP no construye directamente. 

Al día de hoy el 99% de los estudiantes de los estados afectados han vuelto a clases; no necesariamente a sus escuelas previas, pero ya están en clases. Eso nos ha permitido regularizar el servicio. 

Los casos más dramáticos como de la Escuela Rébsamen. ¿Por qué fallaron los controles?

Es un tema delegacional. La ley nos obliga a pedirle a las escuelas particulares una serie de documentos, varios de los cuales no expedimos nosotros, como los dictámenes de protección civil o de los responsables de obra. Nosotros recibimos la documentación emitida por la delegación correspondiente y la integramos en los expedientes.  No tenemos facultades para verificar directamente una obra, eso le corresponde a la delegación. Eso fue lo que falló.

¿Cómo fiscalizan que se usen bien los recursos?

Hay un nivel de escrutinio muy intenso. El secretario de la Función pública ha iniciado dos auditorías precisamente para supervisar el buen uso de los recursos. En el caso de escuelas con daños menores, a las cuales se les dieron recursos a través de tarjetas, los padres de familia tienen que validar que el dinero se usó efectivamente para su objetivo.

¿Cuál es el nivel de implementación de la reforma educativa?

Las reformas educativas suelen agruparse en dos categorías: las de acceso y las sistémicas. La nuestra fue una reforma sistémica estructural. Esto, porque nuestro reto actual es la calidad. En este caso hay dos grandes pilares: uno es que haya un verdadero servicio profesional docente, que ha tenido una implementación muy exitosa.  Este sistema no existía y es producto de la reforma de 2013, y han participado en las distintas familias de evaluación un millón 241 mil sustentantes. No es un logro menor. 

Un segundo pilar es haber diseñado un nuevo modelo que trata de dar mejor calidad educativa, que tiene varios componentes, que ya están en marcha. Este no fue un proceso generado desde el escritorio, tuvo una consulta pública con más de 300 mil participantes. Se confeccionó el modelo educativo que sea lo más eficiente para el siglo XXI.

¿Cómo aborda la equidad y la inclusión?

El cuarto componente de la reforma es justo equidad e inclusión.  Debe abarcar a todos, incluyendo que las condiciones físicas sean las más apropiadas. Así, hicimos un censo para hacer intervenciones, que nos ha permitido una inversión de 32 mil millones de pesos para el acceso. También hemos trabajado para los pueblos indígenas: este año vamos a hacer libros de texto en 22 lenguas originarias.

Donde debemos hacer un esfuerzo más grande es en equidad de género. Necesitamos alinear el componente presupuestal para entender las intervenciones específicas que se requieren.

Otro tema importante es la alfabetización, para asegurar la inclusión. Partimos con una taza de 7%, y tuvimos un avance importante en 2016; en 2018 nuestra meta es llegar a un 4% de analfabetismo. Si lo logramos, de acuerdo con criterios de la UNESCO, le supondría a México ser un país prácticamente alfabetizado.

Vemos pocas propuestas específicas de los candidatos a la presidencia sobre educación, pero sabemos que Andrés Manuel ha señalado que echará atrás algunos de sus elementos. ¿Cuál es tu lectura?

De todas las reformas que ha hecho este gobierno, la educativa es la mejor valorada. Encuestas demuestran que tiene un nivel de aprobación del 64%. A pesar de lo que ha dicho un candidato particularmente, ha habido avances notables en la implementación.

Pero me parece alentador que la educación sea parte de la agenda político electoral. Antes nadie hablaba de educación y ahora los candidatos están interesados en el tema educativo. Eso es una buena señal.

¿Qué tan vulnerable es la reforma a un gobierno que tenga una visión distinta?

Hay que saber que la reforma está soportada en una reforma constitucional de la cual derivaron tres grandes leyes. Ya tienes ahí una arquitectura institucional y normativa. Hay un organismo constitucional autónomo que evalúa la reforma y es un sostén para ella. Luego tienes una estructura descentralizada de la educación. Así, cada gobierno estatal lleva adelante los avances de la reforma. Toda reforma toma su tiempo para mostrar sus resultados, pero esta es una buena reforma para los niños de México.

Lo que vamos a observar es que los niveles de avance serán diferenciados por estados. Las pruebas en secundaria, que miden lenguaje y matemáticas, hubo 18 entidades que mejoraron notablemente, de un punto a 27. Sonora subió casi 30 puntos en matemáticas. En el caso del lenguaje el avance fue en 11 estados.

El éxito de la reforma se notará menos rápidamente en el promedio nacional, ya que algunos estados bajan el promedio.

¿Cómo ha sido la relación con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación?

Puedo dar testimonio que la relación con la Secretaría del SNTE ha sido impecable. El sindicato ha asumido la reforma porque saben que es buena para los maestros. La actual dirigencia ha sido proactiva y hay que saludarlo.

¿No les preocupa la integración de grupos cercanos a Elba Esther Gordillo a la campaña de AMLO?

Nuestro trabajo es implementar la reforma lo mejor que se pueda hasta el 30 de noviembre de este año. Lo que pase después no es motivo de preocupación solo para los que hemos estado involucrados, sino para todo el país.  Los padres de familia debieran ser los más interesados en que una reforma que es buena para sus hijos no debe truncarse ni interrumpirse. No sería un daño a la reforma, sino a que sus hijos tengan una mejor educación.

¿Dejo Aurelio Nuño temas pendientes al dejar la Secretaría?

Nos ha tocado esencialmente continuar con el trabajo que estaba en marcha. Dado que ya era subsecretario, la continuidad ha sido funcional. Donde ha habido problemas con la reconstrucción ha sido por razones básicamente burocráticas, lo cual es un fastidio y a veces una pesadilla, pero hay que atenderlos. De lo contrario tendríamos problemas con la Auditoría Superior de la Federación o con los órganos internos de control.

¿La presencia de Nuño en el equipo de Meade garantizará que, en caso de ganar, se siga implementando la reforma?

Sin duda alguna. Meade y Aurelio son los que tienen el mejor proyecto para avanzar.

¿Qué opinas del proyecto de Anaya?

No lo conozco, he leído alguna declaración sobre que ha habido problemas de implementación, pero no conozco su planteamiento específico. Eso es, yo creo, lo que debiera enriquecer la discusión.  Lo importante no es si te gusta o no la reforma, sino que haya una discusión informada, detallada, de cuál es el programa que se quiere en el sistema educativo para los próximos seis años.

Espero que conozcamos el programa de los candidatos en los próximos meses para saber cómo enriquecer la reforma, eso me gustaría ver de forma puntal: ¿qué se haría en materia de servicio profesional docente, de planes y programas y otros componentes? 

Al final del día, la educación es un proceso de construcción continua. La forma en que los niños aprenden cambia día con día. Las tecnologías, nuevas prácticas, todo el tiempo se están compartiendo iniciativas. Hay estados que van delante de la federación porque pueden introducir innovaciones interesantes. 

App Político MX

DESCARGA
NUESTRA APP

Degradado

y recibe lo mejor de Político.mx

Forma central Degradado
Político MX podcast

PODCAST

degradado Forma 45 grados

Escúchanos en estas plataformas:

degradado