Renegociar TLCAN, como en sus orígenes, no exento de tensión

Gobierno Federal

tlcan1200_notas33030418.jpg

Político MX

Mar 03 Abril 2018 20:59

Las voces involucradas advierten que en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se entra en una fase de actividad intensa entre los ministros de México, Estados Unidos y Canadá. Con sus debidas diferencias, recuerda el tramo más complicado en los años 90 del siglo pasado cuando se gestaba este mecanismo que ha dado sentido y viabilidad a la economía mexicana en prácticamente los últimos 25 años. La historia misma de su creación y firma es digna de un “thriller político”, no exento de tensiones.

Recientemente, el jefe técnico de la delegación mexicana, Kenneth Smith Ramos, subrayó que “México seguirá trabajando de manera constructiva y será la sustancia de la negociación la que determine los tiempos para una eventual conclusión”. Es por ello que en días pasados, el Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, viajó a Toronto, Canadá, para una reunión bilateral con la Ministra de Asuntos Globales de dicho país, Chrystia Freeland.


Saldría realmente “muy barato” para los 3 países que el actual proceso se cumpla este año en el número de rondas consideradas. Una breve línea de tiempo muestra el titánico esfuerzo que significó y las presiones políticas que sorteó:

- El 10 de junio de 1990, Canadá, Estados Unidos y México acuerdan establecer un tratado de libre comercio.

- El 5 de febrero de 1991 inician las negociaciones del TLCAN. 

- Los tres países lo firmaron el 17 de diciembre de 1992.

- Entró en vigencia a partir del 1 de enero de 1994.


En su momento, Carlos Salinas de Gortari nombró al doctor Herminio Blanco Mendoza, subsecretario de Comercio como jefe de negociadores, mientras que Jaime Zabludovsky Kuper, fungió como subjefe de negociaciones.

El proceso requirió una amplia logística. Hubo 19 equipos de trabajo que establecieron seis grupos de negociación: Acceso al mercado, Reglas comerciales, Servicios, Inversión, Propiedad intelectual y Solución de diferencias. Cada uno de estos equipos de trabajo tenía sus propias dinámicas de funcionamiento y estaban encabezados por un negociador de cada país.


Los conflictos políticos internos de cada nación fueron “nubarrones” constantes en el proceso. Basta ver tres situaciones muy específicas:

- El 25 de septiembre de 1990 el presidente estadounidense George Bush notificó al Congreso de su país su intención de concretar el TLCAN; necesitaba negociarlo “vía fast track”, pero no tenía el respaldo de la mayoría en el Congreso. Tuvo que pedir al gobierno de México que hablara con los actores políticos y sociales a lo largo y ancho de la Unión Americana.

- 17 de diciembre de 1992: El momento de la firma fue organizado para, en parte, hacer más difícil para el entonces presidente electo de EUA, William Clinton realizar cambios importantes. Clinton había respaldado el pacto pero insistía en aprobar acuerdos adicionales sobre medio ambiente y el mercado laboral.

- 1º de enero de 1994. El TLCAN entra en vigencia y el grupo guerrillero EZLN inicia una rebelión armada contra el “neoliberalismo”, explícitamente en contra del acuerdo comercial.


Los “nudos” que hoy se tienen en la renegociación, fueron sin dudas los temas más complicados en la construcción del Tratado:

- Sector agropecuario: quizás el más complicado de negociar, en vista de su sensibilidad para los tres países. Para México la preocupación era la asimetría frente a sus socios en términos de productividad y capacidades productivas del agro, lo que complicaba el futuro de los agricultores mexicanos.

- Sector automotriz y el de la industria textil destacaron por su complejidad lo que a la postre ha derivado en  su nivel de integración. Desde que se negoció el instrumento, se acordó darles un tratamiento prioritario.

- Desde el comienzo de las pláticas, los canadienses estuvieron en total desacuerdo con los estadounidenses acerca de suspender cualquier decisión de un panel del TLCAN y trasladar el asunto a un tribunal nacional en casos de subsidios y derechos compensatorios. De ahí lo fundamental que resultan las reglas de procedimiento para los mecanismos de solución de controversias contenidas en el Capítulo 19.


Es con este panorama que ya puede comprenderse mejor y valorar el que se diga que solo se requieren un par de rondas más para concluir la renegociación, aunque se hable de que falta un número importante de capítulos por revisar. 

Te puede interesar:
México mantiene respeto a EUA; solo discutirá TLCAN: EPN

App Político MX

DESCARGA
NUESTRA APP

Degradado

y recibe lo mejor de Político.mx

Forma central Degradado
Político MX podcast

PODCAST

degradado Forma 45 grados

Escúchanos en estas plataformas:

degradado