Eurocopa y Copa América 2021 entre tensiones políticas y crisis por contagios de COVID-19

Internacional

bolsonaro-copa-america-eurocopa.jpg

Fotos: Notiglobo/ EFE/ Eurosports

Andrea Cruz

Mar 15 Junio 2021 19:57

En Europa y Sudamérica dieron arranque los primeros torneos continentales de futbol a poco más de un año de que el coronavirus o COVID-19 fue declarado como pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se trata de la Eurocopa y la Copa América Ambos torneos han recibido críticas por los contagios que se han presentado, así como el nivel de gente que han congregado por ser los primeros eventos masivos desde que inició la pandemia y en lo que es la antesala de los Juegos Olímpicos de Tokio, programados para el próximo 23 de julio.

Eurocopa y tensiones en el viejo continente

Suspendida en 2020, el torneo se realizará en varias sedes de Europa (Londres, Roma, Sevilla, Porto) para evitar tener a los equipos en un solo territorio lo que no ha evitado los casos positivos de COVID-19 en distintas selecciones pese a las restricciones en las 11 subsedes donde se jugarán los 51 partidos.

Porque si bien la UEFA puso como requisito que los aficionados presenten una prueba de PCR o de antígenos negativa para poder entrar; algunos gobiernos como el caso de Sevilla, anuló este tipo de determinaciones, luego de las quejas por parte de los fanáticos y que autoridades consideraron que la situación sanitaria no obliga a la presentación de la prueba. A estas acciones se suma el número de gente congregados en un estadio lleno, donde pocas mascarillas se pudieron observar, como en caso del Puskas Arena, en donde se disputó el Hungría-Portugal y que congregó a 67 mil espectadores.

Las medidas distintas en cada una de las sedes se suma a las selecciones con casos positivos de COVID-19 como la de España o Suecia han tenido que retirar a jugadores de la justa.

Al contexto de los cuestionamientos por las medidas para prevenir el COVID-19, se suman las tensiones políticas como el descontento ruso que generó la playera de Ucrania la cual mostraba el contorno del país tomando en cuenta la península de Crimea y el territorio de Donbass (actualmente pertenecientes a Rusia, luego de que en 2014 esa región en disputa fuera intervenida por el ejército de ese país y anexado a su territorio) lo cual ha mantenido los problemas entre ambas naciones.

Para el Kremlin fue una provocación política la playera que mostró Ucrania, por lo cual la UEFA tuvo que intervenir y obligar a la Selección de Ucrania a cambiar su indumentaria. Asimismo pidió quitar del uniforme la frase "Gloria a los Héroes", debido a una posible interpretación política.

El partido inaugural no dejó atrás a la política pues el partido entre Italia y Turquía rememoró las diferencias de los últimos meses entre el primer ministro italiano, Mario Draghi, y el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

En Londres, los gritos racistas empañan la posibilidad que Inglaterra levante su primer trofeo grande desde la Copa Mundial de 1966, ante los abucheos de los aficionados a jugadores que apoyaron una rodilla en el piso en señal de solidaridad con la lucha contra el racismo en los partidos en los que se admitió público el mes pasado.

Copa América y las críticas a Bolsonaro

El otro torneo deportivo que se realiza es la Copa América, que inició el pasado 13 de junio, también inmerso en la controversia luego del retiro de Colombia y Argentina como las sedes originales por las crisis sociales y sanitarias. Fue así que en medio de la contingencia sanitaria que sigue pegando en sudamérica, Brasil (uno de los países más afectados por COVID-19) decidió albergar la justa deportiva, siendo Jair Bolsonaro uno de los principales focos de críticas.

Cabe recordar que Colombia se vio imposibilitada a albergar el evento deportivo masivo que se ha llevado a cabo en el continente desde el inicio de la pandemia debido a las protestas que se generaron luego de la reforma tributaria que impulsaba el gobierno de Iván Duque; por su parte, Argentina declinó realizar el torneo ante la segunda ola de contagios de COVID-19 que acecha al país sudamerican

Pese a las críticas recibidas, Jair Bolsonaro salió a ratificar su decisión de postular a su país como sede e incluso regresó al discurso de confrontación respecto a la pandemia, a la cual él mismo trató de una simple "gripezinha".

Además, la Confederación Sudamericana de Futbol (Conmebol) se defendió ante las críticas por la organización de la Copa América 2021 en Brasil, al señalar que esta "no es caprichosa, improvisada ni se hizo a las apuradas".

En respuesta a "los cuestionamientos infundados, que tienen motivaciones poco claras", la entidad rectora del fútbol sudamericano se propuso dejar en claro tres pilares sobre los que se apoyó la decisión de cambiar de sede: "responsabilidad, profesionalismo y objetivo deportivo".

"La Conmebol es plenamente consciente de la situación que atraviesa el continente en el contexto de la pandemia. Del mismo modo, reconoce la importancia que el fútbol tiene en la cultura sudamericana y el papel que ha desempeñado en la salud física, mental y espiritual de la población desde el inicio de la pandemia".

En los últimos días, el Ministerio de Salud de Brasil anunció que había detectado 41 casos de coronavirus entre jugadores, miembros de las delegaciones y personal que trabaja directamente con la organización de la Copa América. Siendo finalmente 52 los confirmados hasta este martes 15 de junio.

App Político MX

DESCARGA
NUESTRA APP

Degradado

y recibe lo mejor de Político.mx

Forma central Degradado
Político MX podcast

PODCAST

degradado Forma 45 grados

Escúchanos en estas plataformas:

degradado