Colosio está presente en los discursos y la contienda de 2018

Presidencial

luis_donald_colosio_notas220318.jpg

ARCHIVO /ELOY VALTIERRA /CUARTOSCURO.COM

Político MX

Jue 22 Marzo 2018 20:44

Luis Donaldo Colosio, el frustrado candidato presidencial del PRI de 1994, está presente en las campañas 2018. No solo es referente dentro del partido en que hizo su carrera política y que lo postuló al cargo más alto; para cualquier aspirante su discurso y su figura tiene que ser revisitados de vez en cuando. Desde José Antonio Meade hasta Andrés López Obrador han hecho uso de su historia, no siempre con el mejor de los resultados o como muestra del peor escenario que México puede vivir en una contienda electoral.

Para los más escépticos, Colosio Murrieta también encarna el momento en que el aspirante presidencial generó más dudas de su desempeño como opción electoral. De su ideario, lo que más se recuerda es su discurso del 6 de marzo de 1994 por el aniversario del PRI donde lanzó la frase “Yo veo a un México con hambre y sed de justicia”; frase demoledora en ese momento ante la narrativa oficial de Carlos Salinas de Gortari de haber hecho cambios en el país que nos encaminaban al primer mundo.


24 años después, la frase se volvió a escuchar ni más ni menos que en la sede nacional tricolor. Su actual aspirante presidencial José Antonio Meade retomó el concepto el 4 de enero pasado para reconocer a Colosio como la herencia más reciente del PRI que intentó cambiar el escenario político y nacional; columnistas y expertos advirtieron que la referencia se diluyó ante los constantes señalamientos de que él es un “ciudadano” ajeno al partido y a la militancia que lo han impulsado. 

Para los analistas de aquella época, y todavía quienes revisan los sucesos previos y posteriores, el discurso de Colosio significaba “el rompimiento” y “la liberación” del aspirante presidencial frente al que lo nominó: condición esencial para la consolidación del poder emergente. Pero eso se frustró completamente: el entorno político y social no ayudó al sonorense a “despegar”, a ser referente y solo la inusual tragedia del magnicidio permitió al PRI encarrilarse a una victoria electoral frente a una creciente oposición.


Más allá de las citas discursivas, los más críticos con la nominación de Meade Kuribreña establecen similitudes simplistas y obvias en una lectura superficial con aquellos meses aciagos de 1994. Columnistas y expertos toman las debidas distancias debido a sucesos que hoy no ocurren (desde el EZLN hasta el factor Camacho Solís).

El nombre Colosio también es referencia en la oposición y lo intenta ser frente a la “generación millennial”. Con un discreción que muchos agradecen, Luis Donaldo Colosio Riojas se postula como precandidato externo por el Distrito 18 de Nuevo Léon, en Movimiento Ciudadano (MC); en entrevistas revela que apenas a sus 32 años tuvo que vencer su aversión a la política y lo consiguió “motivado por el hartazgo de una situación que no mejora”. Lo cierto es que apenas estamos viendo el regreso activo del apellido Colosio a la política mexicana.


El legado más oscuro del “mito Colosio” es que cualquier aspirante presidencial en México puede ser víctima de un atentado mortal. El propio Andrés Manuel López Obrador lo reconoció en entrevista en enero pasado; expuso que recorre el país sin temor de ser agredido o asesinado como sucedió con Luis Donaldo Colosio: “el que lucha por la justicia no tiene nada que temer, no traigo protección y voy a seguir actuando de esa misma manera, y no va a pasar nada…” explicó.


Como en 1994, hay dudas e incertidumbres que parecen insalvables en este proceso 2018. Los actores, con mayor o menor experiencia, tendrán que abrevar del expediente Colosio para no cometer errores y aprender lo que no debió hacerse en una campaña presidencial de suyo cada vez más competida.

Te puede interesar:
1994 y 2018, elecciones que conectan a Salinas y AMLO con TLCAN

App Político MX

DESCARGA
NUESTRA APP

Degradado

y recibe lo mejor de Político.mx

Forma central Degradado
Político MX podcast

PODCAST

degradado Forma 45 grados

Escúchanos en estas plataformas:

degradado